No mires la Bácula, controla tu porcentaje de grasa. 

¿Cuántas veces has utilizado la báscula para comprobar que el ejercicio y la dieta han bajado esos “kilitos” de más?

Seguramente las mismas que te has deprimido al ver que esa maldita aguja no baja tan rápido como tú crees que progresas.

Muchos de vosotros nos preguntáis el motivo de que sigáis pesando lo mismo que cuando empezasteis a entrenar, pero posteriormente cuando preguntamos si la talla de ropa es la misma, sorprendidos nos respondéis que no, como si de un truco de magia se tratara

Bien, es aquí donde viene la buena y la mala noticia.
Como soy de los que prefieren las hostias antes que el vino os diré primero la mala.
No, no somos el Copperfield de las grasas y hacemos que estas cambien por músculo.
De hecho la grasa JAMÁS se convierte en músculo, Simplemente la grasa se pierde y se crea músculo en procesos bioquímicos totalmente diferentes. 
La buena es que si tu talla de pantalón o camiseta ha bajado, físicamente te ves más esbelto/a o te encuentras más ligero posiblemente es que hayas bajado tu porcentaje de grasa corporal y aumentado la masa muscular.
¡CHICAS NO SE ASUSTEN! que aumentar la masa muscular no significa parecer Stallone con falda, de hecho para conseguir esos cuerpos musculados necesitaríais muchas, muchas horas de entrenamiento y otro tipo de complementos nutritivos que trataremos más adelante en otro post.

http://emagrecentro.com.co/e-book/wp-content/uploads/2016/06/grasa.jpg

En la imagen observamos dos modelos con el MISMO PESO pero con dos cuerpos completamente diferentes entre ellos. La única diferencia morfológica entre ellos es el PORCENTAJE DE GRASA CORPORAL, esto quiere decir el porcentaje de su peso que está formado por grasa.

Como todos sabemos el músculo ocupa menos espacio que la grasa por su densidad, por ello los cuerpos con mayor porcentaje de grasa corporal se ven más voluminosos.
¿Cómo podemos conocer nuestro porcentaje de grasa corporal?

En Areté disponemos de los medios para conocer cuál es tu porcentaje de grasa con tan sólo 5 minutos de tu tiempo.
Os presento a Inbody. Para conocer cómo funciona y de qué se trata estate atento al siguiente post.

En definitiva cuando queremos tener una figura más plana o perder esos kilos que nos acomplejan lo que buscamos es bajar el porcentaje de grasa corporal y no perder peso.

¡Ya puedes apartar la báscula y dejar de sufrir cada vez que te levantas y vas a pesarte!

Si te interesa perder peso puedes empezar a aprender cómo hacerlo por ti mismo APRENDE A PERDER PESO: PARTE 1. LA BALANZA

 Un antigüo jugador de la liga mayor de béisbol estuvo ganando el salario mínimo durante sus primeros años en las ligas importantes. Las primeras encuestas antes de empezar la temporada preveían que su equipo finalizaría la temporada a la cola de su división, pero el equipo acabó en las World Series. Este jugador llegó a ser uno de los mejores de su posición en la National League durante aquella temporada y una vez que acabaron las World Series pidió a la dirección un sustancial aumento de salario (75.000 dólares a mediados de los años setenta). La dirección aceptó sus demandas salariales a condición de que perdiese 11 kg. El jugador rehusó perder este peso, por lo que las negociaciones quedaron paralizadas.
El médico del equipo sugirió enviar al jugador a una universidad importante para proceder a una valoración precisa de su composición corporal y ambas partes aceptaron. Se efectuó un pesaje hidrostático y los resultados mostraron que el jugador tenía menos del 6% de grasa corporal, con un total de sólo 5 kg de grasa.
Puesto que para sobrevivir se necesita entre un 3% y un 4% de grasa corporal, este jugador solamente podía perder unos 2 kg de grasa y esta pérdida no era aconsejable porque ya se hallaba en el nivel más bajo recomendado para los luchadores, que son conocidos por sus técnicas de rápida pérdida de peso. La dirección quedó satisfecha, el jugador recibió su incremento salarial y no tuvo que perder peso.
En este caso, el peso del deportista estaba muy por encima del intervalo de peso para su estatura y tenía un modo de andar peculiar -como un pato-. La combinación de exceso de peso, según las tablas estándar de peso- estatura y de andar como un pato llevó a la dirección a pedir una pérdida de peso de 11kg. Si el deportista hubiese aceptado someterse a las exigencias de la dirección, probablemente habría destruido su carrera como deportista profesional.”  

Wilmore, J & Costill, D. (2007) Fisiología del esfuerzo y del deporte. Paidotribo.

Pregunta a nuestro personal para cualquier duda.

Un saludo y ¡vida sana!

Juan José Castellanos Cuevas

ACSM Personal Trainer